Logo comparativa Hipotecas

Proporcionamos información de hipotecas  para tus necesidades

Si estás pensando en comprar un inmueble y quieres solicitar una hipoteca a un banco para financiar su coste, en Comparativa Hipoteca proporcionamos toda la información de hipotecas personalizada y adecuada a tus necesidades para que puedas comparar varias hipotecas y firmar la que más te convenga.

Solo tienes que completar el siguiente formulario y un miembro de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo para tratar tu caso de manera completamente GRATUITA y SIN COMPROMISO.

Formulario de consulta de Hipotecas

Paso 1 de 2

50%
  • Datos de la Hipoteca

  • El precio aproximado de la vivienda
  • ¿En cuantos años quieres devolver la hipoteca?
  • ¿Cuales son los ingresos brutos anuales que dispones?
  • ¿De cuanto dinero dispones para la entrada?

Información de Hipotecas destacadas

Valoración : 4/5
T.A.E : 2.02
Financiación max : 80
Plazo máximo : 40 años
Valoración : 3/5
T.A.E : 1.72
Financiación max : 80
Plazo máximo : 30 años
Valoración : 3/5
T.A.E : 2
Financiación max : 80
Plazo máximo : 30 años

Información de hipotecas básica antes de firmar tu contrato.

Informarse de las condiciones de la hipoteca y los gastos de compra
La mayoría de las compras de casas —excepto en el caso de que se puedan pagar en efectivo—, se realizan a través de préstamos hipotecarios, que ofrecen todos los bancos.
Normalmente estos suelen conceder, como máximo, el 80 % del precio de compra de la vivienda (o bien de la tasación: de los dos importes, el que sea menor) para la compra de la primera residencia y el 70 % en caso de que se quiera comprar una segunda o tercera. Cualquiera de los dos importes es siempre sin IVA. Eso debéis tenerlo muy muy claro: los bancos no prestan dinero para el pago del IVA ni de ningún impuesto vinculado a la compra de la vivienda.
Además del 20 % restante del precio de la vivienda que el banco no da en las hipotecas, debéis tener ahorrado el importe correspondiente a los gastos de tramitación de la compra de la casa y del préstamo hipotecario, es decir: notario, impuestos, gestoría, registro, tasación, etc., que suele suponer otro 15 % del precio de compra de la residencia.
Una vez que hemos hablado de las condiciones y los gastos; vamos con el tema del riesgo. Normalmente el ratio de endeudamiento, esto es, cuánto puedo pagar de letra de la hipoteca en función de lo que gano, debe ser entre el 35-45 % de mis ingresos mensuales. Así, si estos son de 1800 €, la letra de la hipoteca no debe superar los 630 €.
Contratar los seguros con el banco, o no.
Esto depende de cada banco y de la oferta que te hagan. La mayoría de los bancos que están dando préstamos lo hacen a través de unos productos llamados hipotecas bonificadas. Su característica más importante es que rebajan el tipo de interés que aplican al préstamo en función de los productos que contrates con la entidad, principalmente la domiciliación de la nómina, seguros de hogar, seguros de vida, tarjetas de crédito y, en menor medida, seguros de protección de pagos, planes de pensiones y seguros de auto.

 

Cuantos más productos tengas contratados con tu banco, más bajará el tipo de interés. El problema es calcular si es más rentable tener los seguros contratados con el banco o buscar seguros con las mismas coberturas, pero más baratos.
Preguntar siempre primero en tu banco habitual

También debemos contar que, en caso de no ser un buen cliente o de querer solicitar un préstamo fuera de los baremos estándar de las hipotecas (80 % del valor de compra, dos sueldos fijos y ratio de endeudamiento máximo del 35 %), lo mejor que podemos hacer es ir a nuestro banco, aunque el tipo de interés que nos presente sea un poco más alto. La razón es que en nuestra sucursal tienen nuestros datos, movimientos, ingresos, etc.; al conocer nuestro perfil será más fácil que nos concedan el préstamo que si vamos a un banco nuevo.

Nuestro consejo es que, cuando tengas que pedir un préstamo, primero vayas a tu banco y veas qué condiciones te ofrecen, y a partir de ahí busques en otras entidades.

Pedir información de las hipotecas a Tipo Fijo

La mayoría de los bancos ofrecen hipotecas a tipo variable, pero existen también hipotecas a tipo fijo. Y, en realidad, estas constituyen el mejor método para financiar una deuda a largo plazo, porque sabemos que siempre se pagará la misma letra, con independencia de que los tipos de interés suban o bajen.

Debemos recordar que un préstamo hipotecario es una operación a 15 o 20 años y que en ese plazo los tipos de interés se pueden mover mucho. No hace tanto que el Euribor marcó máximos en el 5.39 % y que, a medio plazo, para que el país salga de la crisis y haya una recuperación económica, los tipos de interés deben subir.

Es cierto que los tipos que ofrecen los bancos para las hipotecas a tipo fijo son siempre más altos que los de las variables y normalmente el plazo para devolver el dinero suele ser menor; aun así, merece la pena contratarlas a tipo fijo, porque sabremos siempre cuál será la cuota de nuestro préstamo, sin preocuparnos de si el Euribor sube o baja.

Preguntar en tu banco si tienen viviendas propias

Debido al estallido de la burbuja inmobiliaria, los bancos se han convertido en las mayores inmobiliarias de España y en muchos casos pueden tener residencias que nos pueden interesar. Además, si compras una vivienda suya la mayoría ofrecen mejores condiciones de financiación y levantan más la mano en lo referente a los riesgos que asumen contigo o al porcentaje respecto al de precio de compra que están dispuestos a prestarte.

Subrogarse al préstamo del promotor

Cuando vas a comprar una vivienda nueva, en muchos casos la promotora que la ha construido ha pedido un préstamo a un banco. Normalmente es posible subrogarse a ese préstamo, es decir, el tuyo puede tener las mismas condiciones que el que el promotor firmó en su día, las cuales pueden ser mejores que las que te ofrecen otros bancos. Además, en este tipo de operaciones te ahorras todos los gastos correspondientes a la hipoteca, porque al unirte al préstamo del promotor no tienes que constituir uno nuevo. En nuestro caso, este ahorro sería de 4129.37 €.

Revisar las condiciones de cancelación parcial, total y de apertura

Muchas de las hipotecas bonificadas que hay ahora en los bancos no llevan comisión de apertura ni de cancelación. Merece la pena confirmar estos datos, pues el ahorro puede ser bastante importante. En el caso de las hipotecas con comisión de cancelación total y sin comisión de cancelación parcial, lo mejor es ir realizando cancelaciones parciales hasta que dejemos el mínimo exigido por la entidad, y después realizar la cancelación total por ese importe, ya que así ahorraremos un montón de dinero.

Se pueden cambiar los seguros después de cancelar una hipoteca

La Ley Hipotecaria dice que debemos tener un seguro de incendios vinculado a nuestro préstamo hipotecario. Aconsejamos tener un seguro multirriesgo del hogar en vez de  el de incendios obligatorio por ley, la razón es que cubre todos los siniestros que podamos tener en la vivienda, lo cual incrementa nuestra tranquilidad, pero la prima del seguro no suele aumentar mucho.

Aunque la ley no nos obliga a permanecer con el seguro una vez terminado nuestro contrato, nosotros recomendamos mantenerlo. En cuanto al seguro de vida, no es forzoso contratar ninguno para solicitar una hipoteca, pero siempre es bueno tener uno, si no de vida, sí que cubra la invalidez total y permanente.

Logo comparativa hipotecas

Nuestros valores

Confidencialidad de información de hipotecas

Confidencialidad

Todas las solicitudes de información de hipotecas que nos realizan cuentan con la máxima confidencialidad.

Experiencia en información financiera

Experiencia financiera

Nuestro equipo de expertos con más de 20 años de experiencia informará de las hipotecas que mejor se adaptan a tus necesidades

Ahorrar en la contratación de las hipotecas

Maximizar tu ahorro

Nuestro equipo de expertos con más de 20 años de experiencia porporcionará información de hipotecas que mejor se adaptan a tus necesidades